El Cuerpo Del Condenado

Tú cuerpo está condenado cuando despiertas un día y descubres que falta algo, que no has hecho lo suficiente, que hay un poco de ti, te sientes simple, incompleto. Que debes salir a inventar historias que solo tú puedes contar, a sentir el aire entrando a los pulmones, la adrenalina de cada curva y cada recta se convierte en la excusa para seguir acelerando, para no querer parar.

Llenar el corazón de recuerdos que serán tuyos para siempre, que un día, al mirar atrás no podrán ser otra cosa que los mejores días de tu vida, que te llevan a preparar el siguiente viaje porque lo único que quieres es descubrir un kilómetro más.

Ese momento en el que no se puede esperar más la hora de volver a montar, porque sabes que te espera una aventura, porque conoces esa sensación que te lleva cada día a buscar la ruta por la que nunca has pasado, porque no simplemente no quieres parar.

Cada recorrido se convierte en una leyenda que espera ser contada porque entendiste que no quieres vivir de otros sueños, esos que no te pertenecen y que quizás no representan las efemérides que esperas recordar sobre cómo lo lograste y cómo lo quieres seguir viviendo.

Recuerda el asfalto, con esos compañeros de paso, algunos quedan para siempre porque entienden tu pasión al pensar en los días que vienen, esos que disfrutas como si no hubiera un mañana para soñar, porque es el aquí y el ahora el que te impulsa, porque es el olor a gasolina que no deja de recordarte lo importante que puede llegar a ser, porque es la sangre en las venas que no puedes dejar de sentir.

El tiempo que es inclemente, y te preguntas si tomaste la decisión correcta, si estás dispuesto a seguir adelante o a darte por vencido, a dejar a un lado todo, a creer que en la comodidad está el objetivo, ese momento en el que dejas de sentir que estás vivo, pero que algo dentro de ti no permite que te rindas.

Y cuando no puedas más, recuerda la pasión que te lleva a encender el motor de nuevo, porque es esa máquina indomable que no espera que te rindas.

Ese momento en que sabes que es hora de empezar a rodar.

2016-12-12-10.02.35-1

The Oiled Devils
Dec, 2016

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s